VIDATECH | |

Fairphone 3+: en móvil que puedes reparar hasta en tu propia casa

Fairphone 3+: en móvil que puedes reparar hasta en tu propia casa camara

Este móvil sale de lo convencional y ofrece a sus consumidores la posibilidad de reparar sus propios dispositivos.

Hace unas semanas una fractura casi imperceptible en una lente afectó gravemente a la funcionalidad de la cámara de mi iPhone 11. No pude encontrar una manera de repararlo rápidamente en mi zona, y repararlo yo mismo… Pff olvídalo. Esa avería sucedió mientras probaba el Fairphone 3.


El Fairphone 3+ es un teléfono modular de 425 libras (aproximadamente 550 dólares) que actualmente solo está disponible en Europa, y es una auténtica lástima, porque es tan fácil de reparar que hace que casi cualquier persona puede arreglar su propio teléfono. Solo el concepto es casi una herejía en esta distopía de reparación de dispositivos en la que vivimos.


 

Solo por seguir con el ejemplo del iPhone. La mayoría de tiendas Apple de mi ciudad están cerradas debido a la pandemia. Al ponerme en contacto con la compañía sobre una reparación les expliqué que necesitaba quedarme con mi teléfono actual, no sustituirlo, pero también quería reducir el tiempo de respuesta porque uso mi teléfono para trabajar. El representante de reparaciones de Apple, me explicó que un servicio autorizado podría tener que enviar el dispositivo a Apple de todos modos, un proceso que podía dejarme sin teléfono durante más de una semana.


Al final, opté por un dispositivo de reemplazo, pero eso significa obtener un teléfono completamente nuevo en lugar de una sola pieza de reparación. Afortunadamente, todavía estaba dentro de la garantía, pero tener que recibir un teléfono completamente nuevo por una grieta en una lente de la cámara es algo bastante estúpido.


En muchos sentidos, el Fairphone es la antítesis de los móviles actuales, una rareza en la economía en la que vivimos. Brindar a los consumidores la posibilidad de reparar sus propios dispositivos no beneficia a los minoristas. Por ello muchos artilugios en estos días, particularmente los de alta gama, están llenos de partes patentadas y a veces incluso bloqueos de software para disuadir a los consumidores de intentar realizar reparaciones sí mismos. Apple es especialmente agresivo al respecto. Estas barreras nos brindan dispositivos más delgados y compactos, pero también sirven para llenar los bolsillos de los fabricantes de dispositivos al permitirles reparaciones más caras a mayor gloria de la obsolescencia programada.


 

El acceso a piezas de recambio para un dispositivo que ya no está en producción es complicado. Eso cuando el costo de la reparación de un dispositivo más antiguo es solo un poco más barato que simplemente comprar uno más nuevo. Con semejante panorama, la mayoría de los consumidores se ven impulsados ??a comprar un nuevo producto, posiblemente antes de que realmente necesiten uno. Esto es especialmente cierto en el caso de los móviles inteligentes, para los cuales las actualizaciones de software generalmente eliminan los productos después de solo un par de años.


Fairphone fabrica dispositivos que intentan solucionar algunos de estos problemas mediante componentes modulares que los propios usuarios pueden cambiar fácilmente. ¿Esa lente de cámara rota que mencioné? Si hubiera estado en el Fairphone que he estado probando durante las últimas semanas, habría podido pedir una nueva y cambiarla por aproximadamente 70 dólares. ¿Pantalla rota? Eso también se puede reparar fácilmente, al igual que la batería, el altavoz y otras partes clave. Lo mejor de todo es que si tuviera un Fairphone 3 simplemente podría actualizar mi cámara a la que viene de serie en el Fairphone 3+, sin necesidad de comprar un teléfono nuevo.


 

Algunas otras especificaciones rápidas para los interesados: Fairphone 3+ tiene 64 GB de ROM, pero se puede actualizar a 400 GB con una tarjeta MicroSD. Tiene un procesador Qualcomm 632, pantalla de 5,65 pulgadas, Bluetooth 5, una batería de 3000 mAh que admite Qualcomm QuickCharge y seis módulos en total para intercambiar y reparar fácilmente. Algo que no esperaba amar tanto como lo hice fue la identificación de huellas dactilares en la parte posterior del teléfono, particularmente porque Face ID en mi iPhone 11 se ha convertido en un dolor enorme en estos tiempos de máscarillas. Mi mayor queja con el teléfono es que solo se vende dentro de Europa. Un portavoz de Fairphone explicó a Gizmodo que la compañía está “buscando posibilidades para el futuro” para extender su mercado a Estados Unidos también.


Fairphone 3+ viene con Android 10 preinstalado y listo para usar, En cuanto a su cámara, y a falta de probarlo más en profundidad, creo que para la mayor parte de usos las cámaras de Fairphone funcionan de maravilla. Me encantó especialmente el modo retrato de la cámara frontal, que funcionó incluso en entornos excepcionalmente con poca luz.


 

Desde el punto de vista medioambiental, se puede argumentar que lo mejor que puede hacer por el planeta es simplemente no comprar productos electrónicos, pero se trata de buscar soluciones realistas, no utopías. Usamos nuestros teléfonos, computadoras y televisores para todo, desde hacer nuestro trabajo hasta educar a nuestros hijos, especialmente durante este momento particular de la historia. Capturan nuestros momentos más felices y nos conectan con aquellos a quienes amamos, y salvo circunstancias personales y profesionales excepcionalmente estrechas, son una parte necesaria para desenvolvernos en nuestro mundo moderno.


Los fabricantes de dispositivos lo saben, y la “sostenibilidad” se ha convertido en una parte más importante que nunca en los departamentos de marketing. Es bonito, pero Fairphone se ocupa activamente de muchos de los problemas que otros fabricantes ignoran felizmente. El principal es la basura electrónica producida por dispositivos que simplemente reemplazamos en lugar de reparar. Una de las formas en que Fairphone intenta frenar ese creciente problema de desechos electrónicos es fabricando un teléfono que los consumidores no tengan que reemplazar con tanta frecuencia como lo harían con otro dispositivo de un fabricante importante.


 

Fairphone espera que sus teléfonos puedan usarse durante un período de entre cinco y siete años. Durante su evento anual de septiembre, Apple hizo mucho ruido sobre su objetivo de ser neutral en emisiones de carbono para 2030, pero eso es dentro de una década, una década durante la cual sus usuarios habrán pasado por tres o más de sus teléfonos inteligentes. Y aunque Apple dice que está utilizando materiales 100% reciclados para algunos componentes de sus productos, eso no significa nada si la compañía frustra activamente los esfuerzos de reparación eliminando productos cada dos años.


En última instancia, todos queremos un smartphone bonito, que funcione bien y tome buenas fotos. El Fairphone 3+ es todo eso, pero también da la libertad de reparar realmente tu dispositivo en tus propios términos, tantas veces como desees, y durante mucho, mucho más tiempo de lo que podrías con otros. No más dolores de cabeza con las reparaciones o tiempos de espera sin el dispositivo. ¿No sería bonito un mundo así?


Fuente: Gizmodo





Día mundial de los videojuegos al estilo VidaTech

Día mundial de los videojuegos

Día mundial de la fotografía


TE RECOMENDAMOS

Descubre cómo Huawei imaginaba la tecnología en el 2020
Conoce estas caravanas tecnológicas del futuro
Las videollamadas del futuro permitirían compartir olores a través de inteligencia artificial
Helo: el smartwatch que mide tu nivel de azúcar en la sangre
Descubre los cinco beneficios que traerá la red 5G para las ciudades
LG OLED GX: un televisor con un diseño de obra de arte
Dell anuncia su nuevo monitor 4K con sistema de retroalimentación mini-LED de 2.000 zonas
flecha VER PUBLICACIONES


SUSCRIBETE
AHORA

Suscribete para recibir nuestra revista y ultimas noticias.


SIGUENOS EN
FACEBOOK

Mira las novedades que tenemos para ti, en todas nuestras redes sociales.

flecha VER MAS